Atención plena

Desafiar

Sin elección, no hay devoción.

Todo dios puede ser desafiado. 

La devoción es valiosa sólo cuando se tomó una decisión consciente de seguir ese curso. 

No es aceptable tener una religión en que la alternativa a la fe es el castigo -así es como entrenas a los perros, no como desarrollas personas. 

La espiritualidad es grandiosa sólo cuando permite la mayor libertad para seguirla. 

Los dioses no son nuestros padres o protectores. Están allí sólo para inspirarnos a ser mejores personas. 

Deng Ming-Dao – 365 Tao

Photo by Julia Volk on Pexels.com

En algunos momentos de nuestra vida hemos dado lo mejor de nosotros mismos. Podríamos incluso decir que hemos sido mejores de lo que somos en realidad, o de como nos vemos habitualmente.

Estos tiempos, instantes, momentos, son muy valiosos. Nos dan las pautas a seguir para poder crecer, para acceder a nuestra felicidad.

Por ahí, pasando desapercibidos, calladamente, pero visibles para quien quiera ver, está la espiritualidad, los dioses inspiradores. La clave: aprender a mirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s