La poesía de los e-soliloquios

Homenaje a José Emilio Pacheco

P. A propósito de los versos, usted cuenta en La edad de las tinieblas:
“Los veo formarse indefensos y salir en busca de alguien que los resguarde. La inmensa mayoría les da la espalda. Cuando ellos se acercan las personas desvían la mirada y hacen como si los versos no existieran”.

Vamos de guerra en guerra. Todo el oro
de Indias se consume en hacer daño.
La espada
incendia el Nuevo Mundo.
La cruz
sólo es pretexto para la codicia.
La fe
un torpe ardid para sembrar la infamia.

José Emilio Pacheco (Ciudad de México 1939-2014)

jose emilio pacheco
Y seguimos igual, sembrando infamia, pero ahora nos falta el poeta para recordárnoslo, para poner palabras, claridad, a nuestros pensamientos, a nuestras ideas, para descubrirnos de nuevo la belleza de nuestra vida diaria, de nuestro cotidiano quehacer.

Un poeta por amor a la poesía enamorándonos con “su forma de transmitir lo que sabe, siempre como un regalo, nunca como una lección”, consciente de que muchos no se atreven con la poesía y, tal vez por ello, intentando transmitir con toda su persona, con sus gestos, con su presencia, más allá de las palabras, sabiendo que “La vida jamás estará escrita”, consciente de que “Nada altera el desastre” y aún así dando una lección de vida.

La perra infecta
Folletines y melodramas
El mañana
Comida de perros
La plegaria del alba
Noche del insecto
Meditación del autobiógrafo
Con los ojos bien abiertos
El tiempo en vuelo



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s