Atención plena

El ejercicio perfecto

Deliberadamente, con toda la atención, enfocados, podemos liberarnos de las frívolas demandas, compulsiones y proyectos. No siendo adictos al ritmo de la vida establecido por fuerzas externas cuyas motivaciones suelen conducir a su propio beneficio, el sabio que podemos ser, si así lo elegimos, podrá concentrar su energía en las cosas que realmente importan y … Sigue leyendo