Pensamiento

Flores en las grietas – Richard Ford

P. La novela explora la vigencia del mito fundacional estadounidense: la posibilidad de volver a empezar en cualquier otro lugar. ¿No ha demostrado la historia que se trata de una falsa ilusión?

R. Es una cuestión compleja. Los estadounidenses seguimos creyendo que podemos reinventarnos trasladándonos a cualquier punto de nuestro vasto continente. El resultado no siempre está a la altura, pero el mito no resulta falso en sí. Como decía Emerson, el problema suele ser uno mismo. Puedes cambiar de ciudad y alterar las vistas en tu ventana, pero cambiarte a ti mismo es más difícil. Lo cual no significa que uno no pueda darse nuevas oportunidades.

P. ¿Hasta qué punto resulta determinante su dislexia para entenderle como persona y como escritor?

R. Si no fuera disléxico, no sé si sería el mismo tipo de novelista. A consecuencia de mi lentitud en la escritura y la lectura, mis libros son más pacientes y profundos que acelerados y superficiales. La dislexia te obliga a escuchar con atención a los demás si quieres entender algo. Esto hoy resulta de lo más exótico, porque en la mayoría de conversaciones no se comparte información. No hay empatía ni compasión, ni tampoco entendimiento posible. Las conversaciones de hoy consisten en un grupo de personas haciendo cola, esperando su turno para hablar.

Flores en las grietas – Entrevista a Richard Ford

Richard Ford
Las nuevas oportunidades, por supuesto. Cambiar de vida, cambiar de residencia, cambiar de pareja… puede servir, naturalmente. Pero pienso que todo pasa por cambiar algo dentro, por, entendiéndolo o no, buscarnos a nosotros mismos, nuestra naturaleza, lo que somos. Si en esta ardua tarea nos puede ayudar trasladarnos a otro lugar, pues perfecto. Pero la idea, el objetivo, tiene que ser este, tender hacia nosotros mismos, no pretender que sean las circunstancias externas, por muy diferentes que sean, las que nos van a reinventar. Sólo nuestro modo de enfrentarlas puede liberarnos.

Pienso que tampoco va a ayudarnos la huida de los demás. Considero imprescindible ese “vincularse a la comunidad” de la que nos habla Richard Ford en esta entrevista. Y este vincularse implica un interés real por el otro, una disposición de ayudar e inevitablemente empatía y compasión.

No es tan importante el lugar, ni con quien o con quienes hacemos el camino, lo más importante es que nuestra vida nos conduzca a lo que somos, a nuestra verdadera y única naturaleza.

Un pensamiento en “Flores en las grietas – Richard Ford

  1. Creo que somos seres mutables y constantemente buscamos el cambio, pero tienes razón por más que busquemos esos cambios en el exterior no vamos a encontrar nada si no lo hacemos desde nuestro interior.
    Palabras que me dejan pensando y dialogando en silencio con mi yo interior…
    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s