La poesía de los e-soliloquios

Desconcentración

Perdóname Señor
si en la iglesia esta mañana
me desconcentré
a causa de un trasero portentoso
que me conturbó a mis setenta y un años,
mientras tomaba la hostia consagrada.
Sea alabanza y gloria a ti yo susurré
por esta maravilla que nos diste,
la prueba más probada
de la magnificencia de todo lo creado.

Emilio Coco

aquellos maravillosos años
Las transgresiones nos definen porque muestran nuestros límites, nuestras flexibilidades y nuestras rigideces. Así, este poema inofensivo, dice mucho de su autor.

Aquí el escándalo viene de una desconcentración, de la ostia consagrada a un trasero portentoso. Hasta podría ser pecado, por esto pide perdón.

El poema rezuma ironía a la vez que destaca la importancia de la atención. De entre todo lo que pasa, nos pasa, sólo aquello que recibe nuestra atención forma parte de nuestra realidad, siempre distinta, también por eso, de la realidad.

Pienso que lo que ocurre de verdad es una concentración, pienso que el autor pasa del desinterés del ritual al interés por la maravilla y la magnificencia. Amar la vida, aún por encima de la iglesia, por supuesto.

Perdonami Signore
se sta mattina in chiesa mi
sono sconcentrato
per via d’un fondoschiena portentoso
che m’ha turbato ai miei settantun anni
mentre accoglievo l’ostia consacrata.
Sia lode e gloria a te ho sussurrato
per questa meraviglia che ci hai dato,
la prova più provata
de lla magnificenza del creato.
Poetas del mundo latino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s