Atención plena

El dedo y la luna

Empleando un símil budista: la doctrina es como un dedo que apunta a la luna, y uno debe tener cuidado de no confundir el dedo con la luna. Temo que demasiados de nosotros, para consolarnos, nos chupamos el dedo apuntador de la religión, en lugar de ver hacia dónde apunta.

Alan Watts – Conviértete en lo que eres


El dedo que apunta a la luna no es la luna....

La filosofía, la religión, las prácticas espirituales, las disciplinas cuerpo-mente… son el dedo, sólo el dedo. Mirando a lo que apunta el dedo podemos ver la luna. Pero tantas veces no la vemos, tantas veces nos señala algo invisible o que nos parece inaccesible. Podemos incluso pensar que no existe.

Pero existe. Somos muchos los que por un momento, tal vez sólo durante un instante, lo hemos visto o, al menos, entrevisto; incluso lo hemos vivido, aunque luego lo hayamos vuelto a perder.

Tal vez, de tanto en tanto, convenga volver a mirar el dedo para estar seguros de mirar en la dirección correcta, pero para poder verlo tenemos que mirar a donde apunta, a la luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s