El presente

Líneas paralelas

En un instante, el pensador equilibrado está en guerra y el flujo se pierde. Siempre he visualizado dos líneas moviéndose paralelas en el espacio. Una es el tiempo, y la otra, nuestra percepción del momento. Solía mostrárselas a mis alumnos deplazando las manos en el aire. Cuando estamos presentes en lo que es, nos hallamos en sintonía con la expansión del tiempo, pero al cometer un error y congelarnos en lo que era, se crea un estrato de distanciamiento. El tiempo continúa y nos hemos detenido. Súbitamente, estamos viviendo, jugando al ajedrez, cruzando la calle con los ojos cerrados a la memoria.

Josh Waitzkin – El arte de aprender

Geometría proyectiva

Difícil, para mi muy difícil, mantener la sintonía con la expansión del tiempo, no congelarme o no entrar en ebullición, según el caso.

Soy capaz de ver estas dos líneas moviéndose paralelas en el espacio, soy un convencido de la inutilidad de detenerse con los ojos cerrados a la memoria o de avanzarse con la mirada puesta en escenarios futuros de tragedia, en posibles catástrofes venideras.

Un desequibrio, un nuevo desorden, y en un instante, el pensador equilibrado está en guerra y el flujo se pierde. Ya no veo la salida, entro en la vorágine del pensamiento discursivo.

Las herramientas: la respiración, el presente y la conciencia. Necesito mejorar mi destreza en su manejo. Práctica, más práctica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s