Responsabilidad

Maledicencias

El chismorreo es comparable a un virus informático, que no es más que un programa escrito en el mismo lenguaje que los demás, pero con una intención dañina. Se introduce en el ordenador cuando menos te lo esperas, y en la mayoría de los casos, sin que ni siquiera te des cuenta. Una vez se ha introducido en él, tu ordenador no va demasiado bien o no funciona en absoluto. El chismorreo entre los seres humanos funciona de la misma manera.

Un pequeño virus informático es capaz de generar un lío de este tipo. Una mínima información errónea puede estropear la comunicación entre las personas e infectar a todos aquellos que toca, que a su vez contagian a más gente.

El resultado es un mundo lleno de personas que sólo pueden obtener información a través de circuitos que están obstruidos por un virus venenoso y contagioso. […]

Piensa en las innumerables veces que has explicado chismes sobre el ser que más amas para conseguir que otras personas apoyasen tu punto de vista. ¿Cuántas veces has captado la atención de otras personas y has esparcido veneno sobre un ser amado para hacer que tu opinión pareciese correcta? Tu opinión no es más que tu punto de vista, y no tiene por qué ser necesariamente verdad… Creamos todo ese veneno y lo esparcimos entre otras personas sólo para sentir que nuestro punto de vista es correcto.

Miguel Ruiz – Los cuatro acuerdos







Tal vez alguna vez lo hacemos con mala intención, pero generalmente se trata de pura falta de conciencia, hablar por hablar. Pensamos que se trata de una cuestión inofensiva, sin importancia.

A menudo lo hacemos en búsqueda de complicidades, mezclando hechos con rumores, con habladurías, para reforzar filias o fobias; otras veces simplemente para confirmar nuestro punto de vista, para tener razón.

Si no tenemos la certeza de lo que vamos a contar, ni es bueno para nadie, ni es necesario, mejor será que nos abstengamos de repetirlo.

Anuncios

2 pensamientos en “Maledicencias

  1. Reflexionando sobre lo leido,creo que el “triple filtro” es aplicable a todo cuanto queramos decir…no solo si hablamos de alguien.Gran consejo!

    • Y tampoco debería ser tan complicado, pero en la práctica lo es. Pienso que nos dejamos llevar, que decimos las cosas sin pensar demasiado en las consecuencias.

      Gracias por tu visita y por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s