La poesía de los e-soliloquios

Los susurros de la hierba

Anochecida


El caracol rezuma quietud.
La mala hierba es sagrada.
Al término de un largo día
el hombre halla contento, el agua paz.

Que todo sea simple. Que todo siga quieto
sin una dirección final.
Lo que te trae al mundo
para echarte al morir
es uno y lo mismo;
y esa alargada sombra puntiaguda
es su iglesia.

De noche, hay quienes comprenden lo que dice la hierba.
La hierba sabe una palabra o dos.
No es mucho. Las repite
una y otra vez, pero en voz muy baja…

Charles Simic – Desmontando el silencio
Traducción de Jordi Doce


Caracol

El caracol rezuma su baba, deja el rastro de su paso, de su paseo por la hierba, y nos deja tocados de lentitud. Magnífica imagen.

Vemos deslizarse al caracol y oímos los susurros de la hierba.

Pienso que este poema nos habla del reposo, de estos estados de calma que a menudo nos son tan necesarios.

Poesía como cualidad de la conciencia, como calidad de la consciencia, como meditación. El caracol rezumando lentitud nos abre la puerta de alguna forma de espiritualidad, de energía universal, que no podemos abrir a voluntad; nos proporciona el acceso a este estado en el cual las palabras pueden fluir a través nuestro sin bloqueos, dejándonos sólo sensaciones como las que pudiera dejar un buen masaje a nuestra mente.

Nuestras fronteras físicas, nuestros límites, desaparecen; el ego deja de dirigir nuestro momento. No podemos retener el instante, no podemos reproducirlo, sólo lo podemos disfrutar.

EVENING

The snail gives off stillness.
The weed is blessed.
At the end of a long day
The man finds joy, the water peace.

Let all be simple. Let all stand still
Without a final direction.
That which brings you into the world
To take you away at death
Is one and the same;
The shadow long and pointy
Is its church.

At night some understand what the grass says.
The grass knows a word or two.
It is not much. It repeats the same word
Again and again, but not too loudly…

Anuncios

4 pensamientos en “Los susurros de la hierba

  1. La paz-ciencia, la paciencia, la lentitud de ver la vida, y reposarla, tan necesario, para tomar conciencia y no perderse en el estres de la rutina vertiginosa de la vida.

    Si dejamos el ego a una lado somos conscientes plenamente y eso nos permite ser nosotros.

    Silver

    • Pienso que la lentitud nos permite el camino, la velocidad está hecha sólo de principio y fin, de salida y de llegada.

      Un abrazo

  2. Bellos susurros Soli!!
    Que diera por estar en estos momentos escuchando el susurro de la hierba al crecer, o los sonidos de la naturaleza misma….
    Necesito urgentemente paz y tranquilidad 🙂

    Me hiciste ir a buscar un poquito de relax…vuelvo pronto
    Saludos!!!

    G.G.

    • Relax, por supuesto, pero mejor calma, momentos de agua clara en los que podemos ver el fondo, en los que podemos reconocernos.

      Un abrazo calmado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s