La poesía de los e-soliloquios

Billy Collins – Lunes

Lunes


Los pájaros están en sus árboles,
la tostada en la tostadora,
y los poetas están en sus ventanas.

Están en sus ventanas
en cada gajo de la mandarina de la tierra–
los poetas chinos mirando a la luna,
los poetas americanos contemplando
las cintas rosas y azules del amanecer.

Los oficinistas en sus mesas,
los mineros abajo en su mina,
y los poetas están mirando por sus ventanas
quizá con un cigarrillo, una taza de té,
y tal vez con una camisa de franela o un albornoz.

Los correctores de pruebas están jugando el ping-pong
juego de corrección de pruebas,
mirando atrás y adelante página a página,
los cocineros están troceando patatas y apio,
y los poetas están en sus ventanas
porque es su trabajo por el que
se les paga nada cada tarde de viernes.

La ventana en cuestión no parece ser que importe
aunque muchos tienen una favorita,
pues siempre hay algo que ver-
un pájaro agarrando una fina rama,
los faros de un taxi al doblar una esquina ,
esos dos niños con gorros de lana que merodean por la calle.

Los pescadores se balancean en sus barcos,
los de mantenimiento escalan sus postes redondos,
los barberos esperan frente a espejos y sillas,
y los poetas siguen mirando
el frenético baño del pájaro o la rama arrancada por el viento.

A estas alturas, no debería hacer falta decir
que lo que el horno es al panadero
y la blusa manchada de bayas al tintorero,
lo mismo es la ventana al poeta.

Basta pensar que-
antes de la invención de la ventana,
los poetas han tenido que ponerse una chaqueta
y un sombrero de invierno para salir a la calle
o permanecer en casa con sólo una pared para mirar.

Y cuando digo una pared,
no me refiero a una pared con papel pintado a rayas
y un dibujo de una vaca en un marco.

Me refiero a una fría pared de piedras de campo,
la pared del soneto medieval,
el corazón de piedra de la mujer original,
la piedra en la garganta de su amante poeta.
Billy Collins

Monday


The birds are in their trees,/ the toast is in the toaster,/ and the poets are at their windows.
They are at their windows/ in every section of the tangerine of earth-/ the Chinese poets looking up at the moon,/ the American poets gazing out
at the pink and blue ribbons of sunrise.
The clerks are at their desks,/ the miners are down in their mines,/ and the poets are looking out their windows/ maybe with a cigarette, a cup of tea,/ and maybe a flannel shirt or bathrobe is involved.
The proofreaders are playing the ping-pong/ game of proofreading,/ glancing back and forth from page to page,/ the chefs are dicing celery and potatoes,/ and the poets are at their windows/ because it is their job for which/ they are paid nothing every Friday afternoon.
Which window it hardly seems to matter/ though many have a favorite,/ for there is always something to see-/ a bird grasping a thin branch,/ the headlights of a taxi rounding a corner,/ those two boys in wool caps angling across the street.
The fishermen bob in their boats,/ the linemen climb their round poles,/ the barbers wait by their mirrors and chairs,/ and the poets continue to stare/ at the cracked birdbath or a limb knocked down by the wind.
By now, it should go without saying/ that what the oven is to the baker/ and the berry-stained blouse to the dry cleaner,/ so the window is to the poet.
Just think-/ before the invention of the window,/ the poets would have had to put on a jacket/ and a winter hat to go outside/ or remain indoors with only a wall to stare at.
And when I say a wall,/ I do not mean a wall with striped wallpaper/ and a sketch of a cow in a frame./ I mean a cold wall of fieldstones,/ the wall of the medieval sonnet, the original woman’s heart of stone,/ the stone caught in the throat of her poet-lover.

Ábrete libro

Versión libre a partir de la traducción Juan José Almagro Iglesias

Anuncios

3 pensamientos en “Billy Collins – Lunes

  1. Pingback: Los poetas en sus ventanas (1/3) « e-soliloquio

  2. Pingback: Los poetas en sus ventanas (2/3) « e-soliloquio

  3. Pingback: Los poetas en sus ventanas (3/3) « e-soliloquio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s