La poesía de los e-soliloquios

Billy Collins – Introducción a la poesía

Introducción a la poesía


Les pido que cojan un poema
y lo sostengan a la luz
como a una diapositiva a color

o acerquen una oreja a su colmena.

Les digo que suelten un ratón en el poema
y que lo observen buscar la salida,

o que entren en la habitación del poema
y palpen las paredes en busca del interruptor.

Quiero que hagan esquí acuático
sobre la superficie del poema
saludando al nombre del autor en la orilla.

Pero todo lo que quieren hacer
es amarrar al poema a una silla
y torturarlo hasta que confiese.

Empiezan dándole con una manguera,
para descubrir lo que significa realmente.


Introduction to poetry

I ask them to take a poem/ and hold it up to the light/ like a color slide/ or press an ear against its hive./ I say drop a mouse into a poem/ and watch him probe his way out,/ or walk inside the poem’s room/ and feel the walls for a light switch./ I want them to waterski/ across the surface of a poem/ waving at the author’s name on the shore./ But all they want to do/ is tie the poem to a chair with a rope/ and torture a confession out of it./ They begin beating it with a hose/ to find out what it really means.

The Apple that Astonished Paris, 1988 – Billy Collins

Versión propia a partir de las traducciones de Eberth Munárriz, Julio Mas Alcaraz, Eduardo Moga


Es una evidencia que la poesía se disfruta poco. Seguramente unas pocas personas la disfruten mucho, pero tenemos que admitir que la tasa de goce por habitante obtenida a partir de los versos es baja, muy baja.

Saborear la poesía requiere esfuerzo, de eso no hay duda. Además, el acercamiento a los grandes poetas crea en muchos casos frustración, sensación de club exclusivo, de difícil acceso, a veces incluso hermético, impenetrable.

Tal vez por eso sea especialmente de agradecer la aparición de poetas, grandes poetas, como Billy Collins, con una poesía que el mismo califica de “hospitalaria”.

Como dice J. J. Almagro Iglesias, Billy Collins basa su poesía en “una suerte de metáforas del sentido común”.

Este poema es una magnífica invitación al disfrute, a la práctica del esquí acuático sobre la superfície de los versos, y a la lectura más emocional, menos racional, de la poesía.

He leído este poema con entusiasmo a algunos amigos y familiares. Mi conclusión es que posiblemente sólo disfruten realmente de él los lectores acostumbrados; pero también pienso que es una puerta de entrada a las maravillas de la poesía, una vía de acceso amable a un mundo desprovisto, en este caso, de grandilocuencia y misticismo.

La poesía se parece a la vida. Pienso que debemos vivir tratando de comprender, pero sin amarrar la vida a una silla, sin darle con una manguera, más bien tratando de hacer surf sobre sus olas.

balconcillos
Claroscuro
Antón Castro

Anuncios

3 pensamientos en “Billy Collins – Introducción a la poesía

  1. Pienso que es un poema que se hace querer y que esta es una de las mejores cualidades que puede tener un poema.

    Gracias por comentar.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s