Atención plena

La belleza…

“Viernes, 12 de enero de 2007. Hora punta en una estación de metro en la ciudad de Washington. Un músico toca el violín vestido con vaqueros, una camiseta y una gorra de béisbol. El instrumento es nada menos que un Stradivarius de 1713. El violinista toca piezas maestras incontestables durante 43 minutos. Es Joshua Bell (Estados Unidos, 1967), uno de los mejores intérpretes del mundo. Tres días antes había llenado el Boston Symphony Hall, a 100 euros la butaca…
…A los 43 minutos habían pasado ante él 1.070 personas. Sólo 27 le dieron dinero, la mayoría sin pararse. En total, ganó 32 dólares. No hubo corrillos y nadie le reconoció.”
La belleza pasa desapercibida


¿Adónde se dirige esta gente con tanta prisa?
¿Ninguno de ellos parará a hacer un café antes de entrar a trabajar o antes de llegar a su casa?
La rutina impide la belleza.
La rutina no consiste en repetir las mismas acciones muchas veces, sino en no vivirlas, en no habitarlas.
Tal vez el viaje en metro sea el paradigma de la rutina. Viajamos pensando en lo que nos espera: trabajo, descanso, una cita…, o en lo que nos ha fallado, en lo que nos hemos equivocado…, o instalados en la lista de tareas pendientes, pero no “vivimos” un viaje en metro. Salimos de una estación y llegamos a otra. En medio, nada.
Si sólo pensamos en la postura nos perdemos todo el valor del movimiento, si sólo pensamos en el llegar nos perdemos toda la experiencia del ir.
Pienso que la atención es la linterna que nos ilumina el camino; que nos permite mirar en lugar de ver, que hace diferente el escuchar del oir, el acariciar del tocar, el saborear del comer…

Pero bien, aún en estos momentos más oscuros, intentando encajar todo lo que tenemos que hacer, pensando en la llamada que no debemos olvidar, en la compra necesaria, esquivando a los despistados y dejando paso a algún viajero apresurado, oímos el sonido de un violín y escuchamos la melodía, Bach. Interrumpimos la vorágine, la escena pasa a cámara lenta. Puede que paremos o que simplemente aminoremos el paso; por unos segundos parece que nos deslizamos, sentimos la emoción, disfrutamos, hasta que todo vuelve y nos encuentra con una expresión más distentida, más relajada, con una sonrisa en los labios.

…y el juego

9 pensamientos en “La belleza…

  1. Cronos intentará absorvernos,
    pero debemos luchar por saborear cada momento, como bien explica el post “Mi tiempo”
    No hay excusas para no paladear tantas y tantas pequeñas delicias que la mesa del manjar diario nos ofrece.
    A veces, sólo a veces, me paro en seco y logro apartar el ruido y las voces que me rodean, entonces…
    ¡Ay! entonces, siento un soplido en la nuca que me devuelve la sonrisa interior .
    Pararemos a tomar ese café antes de trabajar o, por qué no, después de trabajar, al fin al cabo, es nuestro tiempo ¿verdad?
    aunque desfilemos con prisa ante una soberbia interpretación musical, que, por inesperada, quizás pase desapercibida.

    Gracias por la reflexión, esoliloquio

    Biquiños

    Juana

    • A veces corremos para llegar a un sitio donde no tenemos nada que hacer y luego nos quejamos porque nos aburrimos o nos sentamos delante de la tele, que a veces viene a ser lo mismo.
      Pienso que debemos buscar este “soplido en la nuca que me devuelve la sonrisa interior” apartando el ruido y las voces que nos permiten oirnos a nosotros mismos.
      También pienso que los poetas y los aficionados a la poesía tenemos un poco de ventaja en esto. Estamos más acostubrados a parar y escuchar nuestra propia voz.

      Gracias por tu visita. Un beso

  2. Realmente nos perdemos de tanto 😦

    y es que estamos tan expuestos a la sobre estimulación que a veces nos hacemos insensibles a lo que nos rodea o nos habituamos a los estímulos que ya hasta dejamos de percibirlos.

    Hay que detenernos un poquito para apreciar lo bello que nos regala la vida…

    Un regalo para tus sentidos

    Saludos!!
    G.G.

    • Precioso video.
      El río canta y canta siempre, continuamente. Es nuestra decisión escucharlo.
      Los estímulos son muchos, muchísimos, y nosotros andamos entre ellos recibiendo sólo unos pocos, aquellos a los que prestamos atención. Me gusta el simil de la linterna. Sólo vemos aquello que enfocamos con nuestra atención.
      Este mismo video se puede pasar como una agradable música de fondo acompañada por unos magníficos paisajes o escucharlo y mirarlo como algo que realmente nos interese, que queremos compartir, asumir, disfrutar.

      Encantado de recibir tu visita. Un saludo

  3. Pingback: …y el juego « e-soliloquio

  4. Ante tanta sabiduria ante tanta reflexión tan bien direccionada, es casi imposible añadir algo más.

    Nos pasamos toda una vida sin prestar atención a lo que ocurre a nuestro lado y en nosotros mismos y los que están a nuestro lado, en esa falta de atención estamos perdiendo el gozo y la dicha de la existencia. Tornemosnos la misma atención, seamos atentos solo es mirar, observar, escuchar, ser y sentir.

    Gracias por tan profundas palabras
    Esoli.

    Un abrazo Silver

  5. Muy interesante la reflexión, pues muchas veces nos dejamos absorver tanto que nos olvidamos de nosotros mimos, nuestros intereses y nuestros gustos, y nos condenamos a una rutina casi sin sentido…
    donde perdemos el valor de soñar algo diferente.

  6. Gracias por tu visita Alejandra.
    Pienso que la rutina es mala compañera, oculta la vida, la esconde, la disfraza de algo sin interés.
    Cada respiración es diferente, cada sueño, cada vez que conocemos a una persona, cada vez que nos encontramos con la misma persona, siempre un nuevo yo frente a una nueva situación.

    Un abrazo encantado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s