El presente

La utilidad del futuro

Hay que vivir con la certeza de que envejeceremos y que no será algo bonito, ni bueno, ni alegre. Y decirse que lo que importa es el ahora: construir, ahora, algo, a toda costa, con todas nuestras fuerzas. Tener siempre en mente la residencia de ancianos para superarse cada día, para hacer que cada día sea imperecedero. Escalar paso a paso cada uno su propio Everest y hacerlo de manera que cada paso sea una pizca de eternidad.
Para eso sirve el futuro: para construir el presente con verdaderos proyectos de seres vivos.
Muriel Barbery – La elegancia del erizo

Foto de jora-jora

Me ha gustado este libro. También porque habla del hecho de vivir, de estar vivo y de las cosas que lo impiden. Es, en cierta manera, un libro coral en el que a menudo te encuentras hablando tú también. Algunas de mis intervenciones han aparecido ya en entradas anteriores:


La tristeza del pasillo
Intimidar y seducir

En efecto, dadas las circunstancias, lo mejor que nos puede pasar es envejecer. ¿Cuál es, sino, la alternativa?

Evidente, ¿cruel?

Me encanta como lo dice: “Para eso sirve el futuro: para construir el presente con verdaderos proyectos de seres vivos.”

Pues yo también pienso que esto es lo mejor que podemos hacer, construir el presente creativamente, ponernos enteramente al servicio de hoy. Con todo lo que hayamos hecho hoy amanecerá mañana. Si hemos crecido en algo, mejorado en algún aspecto, mañana esto estará ahí; si nos hemos encogido, deprimido, apocado, rendido… mañana las cosas empezaran un poco peor que hoy.

Por mi parte trato de recordármelo cada vez que suena el despertador y tengo que empezar un nuevo día. Es tan fácil de olvidar que se me olvida muchas veces. Escribo esto para recordarlo una vez más y para que tengáis a bien recordármelo si alguna vez veis que se me ha vuelto a ir de la cabeza. Muchas gracias.

Anuncios

5 pensamientos en “La utilidad del futuro

  1. Muchas veces me planteo cual es el sentido de la vida. Si al final perecemos y nadie se acordará de nosotros.

    Y siempre acabo pensando lo mismo. El objetivo del ser humano es ser feliz, y eso se consigue viviendo el día a día y alegrandote con las pequeñas cosas que te ofrece el mundo que te rodea.

    Hay que procurar sonreir a cada paso y verle el lado positivo a las cosas. Incluso cuando se es viejo y parece que todo está acabado hay grandes y buenos momentos. Sólo hay que buscarlos.

    Cierto es que a estas edades es difícil ver ese lado de la vida y mirar tan lejos cansa la vista y aterra el alma, pero uno debe tener la certeza que con el tiempo su mente se transformará y se irá amoldando al cambio cada vez más.

    Yo personalmente le tengo pánico a la idea de morir. No puedo hablar de ello. Siento una rebeldía total frente a ese fatal destino. Supongo que con el paso de los años, iré cambiando de parecer. O al menos eso espero.

    Pero algo está claro, con cada nuevo amanecer se abre un abanico de nuevas posibilidades frente a nosotros y sería de muy mala educación el desaprovecharlas.

    Saludos Gorgonitas.

  2. Pingback: …sería de mala eduación. « Escoria Gorgonita

  3. Pienso como tú, debemos ser felices y debemos serlo ahora, no en le futuro.
    También pienso que para ser felices tenemos que asumir nuestra responsabilidad en el tema, no dejarlo en manos de otros. Pienso que podemos ser felices con otros sin delegar en ellos la responsabilidad.
    Si conseguimos esto mejoran nuestras opciones.

    Un saludo

  4. Pingback: Nuestra herramienta « e-soliloquio

  5. Pingback: Cita con la vida – El futuro « e-soliloquio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s