Autoayuda

Buenas decisiones, buena suerte

Si aprendemos a relajarnos en cualquier circunstancia la buena suerte nos guiña el ojo.

Muchas veces nos preguntamos qué hacer ante un problema que nos agobia.
Un buen planteamiento… es sentarnos y tratar de relajarnos. Luego podemos coger un papel y un lápiz. Hagamos una enumeración de la situación, de los pros y los contras.
Cuando hacemos esto la mente deja de dar vueltas alrededor de sí misma y se centra en tratar de resolver eficazmente la situación. Y, probablemente, una vez escrito y descrito el problema, se deja a sí misma momentos de descanso. Es entonces precisamente cuando surge la mejor opción para afrontar la situación.
¿Y esto qué tiene que ver con la buena suerte?, te preguntarás. Bien, si la mente está ofuscada, agobiada por lo que cree es un problema no deja resquicios para ver la realidad, y ésta es más amplia de lo que en esos momentos creemos. Así, en ese amplio contexto de opciones, la buena suerte se muestra ofreciéndonos la posibilidad de sumarnos a ella.
Michael Bennett – Es fácil tener buena suerte

La tendencia de la mente a dar vueltas alrededor de sí misma, eso que algunos llaman “rumia”, nos bloquea, nos desgasta, consume nuestros recursos y así, muchas veces, afrontamos las situaciones más comprometidas, más decisivas, en un estado lastimoso.
La mente clara y el sosiego, la calma, nos ayudan a tomar buenas decisiones. El papel y el lápiz, el anotar todos los factores que nos dan vueltas en la cabeza, nos permiten un descanso, nos proporcionan un soporte en el que depositar cuestiones importantes que no podemos olvidar pero que a menudo nos dificultan el pensamiento; ya no es necesario que lo tengamos todo en mente.
Bienvenidos lápiz y papel, bienvenida la respiración, la calma, la meditación… cada uno que escoja la opción que más le guste, pero necesitamos sosiego y claridad mental para tomar buenas opciones.

La buena suerte está muy ligada a la toma de decisiones correctas.

2 pensamientos en “Buenas decisiones, buena suerte

  1. Buenos días esoliloquio:

    Interesante tu entrada.

    A mí, además de escribir, también me va bien la música romántica (Mozart, sobre todo, Bach es más serio) y, en otras ocasiones, cuando la mente se me dispara, jugar. Algún tipo de juego que concentre mi atención para hacerlo bien. Cuando termino de jugar parece que todo cobra otra perspectiva.

    Lo que está claro y coincido plenamente contigo en que estresarse sirve de poco o nada, en que nos bloquea y nos angustia y que es bueno buscar formas de calmar la mente.

    Asimismo, coincido contigo en que tiene mucho que ver con la buena suerte, facilitando su “actuación” a través de una toma de decisiones correcta.

    Lo dicho, interesante entrada.

    Saludos y mis mejores deseos🙂

  2. La disposición con que afrontamos las situaciones afecta muchas veces el resultado y las decisiones ni te digo.

    Seguro que nos conviene buscas nuestra buena suerte.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s