Pensamiento

Soñar en detrimento nuestro

Autoelegía

Mi forma, mi carácter, mi deseo,
pensando que la noche azul se ponga
no sueño nada en detrimento mío,
la corona que tengo en la cabeza
la soporto con gran resignación,
soy un rey desterrado en un retrete,
no tengo pantalones y me escondo
debajo de mi cama muerto de hambre,
me alimento de muchas musarañas,
la casa apuntalada de mis versos
es todo mi dominio personal,
y se orina mi alma por mis ojos,
si medito me duermo en un rincón
y el sueño que podía serme útil
se mete en una pierna y no sé en cuál,
mi candor, mi paciencia, mi descuido,
busco trabajo y pierdo mi salud
rezando mientras subo la escalera.
Carlos Edmundo de Ory

Qué maravilla poder no soñar en detrimento nuestro, poder calmar las noches, evitar los ruidos del pensamiento. Tal vez el secreto lo encontremos unos versos más abajo, en una alimentación con muchas musarañas. Y la poesía, auténtico manjar para los adictos, como todo dominio personal.
La firma del autor, por si alguien la necesitaba, es este:
“si medito me duermo en un rincón
y el sueño que podría serme útil
se mete en una pierna y no sé cual.”

La dieta, de nuevo, en el centro de todo.

Anuncios

Un pensamiento en “Soñar en detrimento nuestro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s