El presente

The Visitor – Gran Torino – Reducción al absurdo

“Finjo estar ocupado, que estoy trabajando, que escribo. Lo cierto es que hace mucho tiempo que no estoy trabajando en nada. No estoy haciendo nada.” El que habla es Walter, el protagonista de The Visitor, un profesor de universidad cansado de todo.
Leemos en una entrevista al director, Tom McCarthy: “Creo que si eres abierto y estás dispuesto a experimentar algún tipo de cambio en tu vida, incluso alguien como Walter Vale puede salir lentamente de su caparazón a un nuevo lugar”. En otro momento afirma: “Hay algo muy elemental y poderoso en la liberación que se puede hallar en la música. Existe una razón por la que la música nos puede emocionar tanto: porque es pura. Creo que Walter lo descubre a lo largo de la película”.
“Oculto entre el ruido hay un ritmo verdadero que nos conecta a todos” Trailer

“¿Por qué se mudaron estos chinos aquí?”, se pregunta, escupiendo, Walt Kowalski, en Gran Torino. El autor de la historia, Dave Johannson, afirma: “Walt fue intolerante por más de 60 años y hay que tener mucho espíritu para cambiar algo que está tan adentro de uno”. Robert Lorenz, el productor, dice: “Uno ve que emocionalmente se quedó atorado con algo que no lo dejó progresar como ser humano. Ese dilema se refleja en cada aspecto de su vida” y también, “Ese es el centro de su racismo, su egoísta falta de capacidad para mirarse a sí mismo”.
Walt se va dando cuenta de su absurdo vital: “Tengo más que ver con esta gente que con mis propios hijos malcriados”.

Las dos películas plantean casos de situaciones vitales sin sentido. Walter y Walt están perdidos, sus sueños se han quebrado, malviven sin ilusión, anclados en el pasado, sin futuro.

De una u otra manera la cosa cambia. En un caso aparece la música, la percusión, nuevos amigos, y en el otro unos vecinos detestables que acaban siendo su verdadera familia, un adolescente que necesita ayuda, sin referencias masculinas en un mundo de mujeres.

Corresponde ciertamente revisar los planteamientos, el proyecto, y el djembe, en un caso, y AtonThao en el otro, proporcionan un nuevo sentido a sus vidas, un nuevo motivo para disfrutar el presente, para habitar el “ahora”, para vivir.

The Visitor
Gran Torino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s